¿Pasta frola, pasta flora, pastafrola o pastafrolla?

Existen tantas formas de llamar a esta deliciosa tarta como versiones acerca de su verdadero origen que termina siendo confuso. Veamos cuáles son algunas de las versiones de la pasta frola y como fueron creadas.

Pastafrola es una derivación del italiano pastafrolla que en español quiere decir masa brisa o quebrada.

La masa brisa es una receta que se emplea como base en la preparación de tartas dulces y saladas, ya que es neutra, aunque dependiendo de lo que quieras elaborar la puedes especiar para hacerla dulce o salada.

Según la gastronomía y origen napolitano

Según la leyenda, Parténope era una sirena que año tras año visitaba el Golfo de Posillipo en busca de ofrendas que los napolitanos les hacían a sus dioses.

En agradecimiento por dichas ofrendas, los dioses le regalaron una pastafrola que ella entregó a los napolitanos.

Otra versión más realista de esta receta es que fue creada por una de las monjas del Convento San Gregorio de Armeno y la llamó pastiera napolitana.

Por su delicioso sabor la misma fue difundiéndose por la región, aunque no había ganado popularidad sino hasta que llegó al paladar del Marqués Rubis de Borbon y Dos Sicilias.

Según cuenta la historia, estaba en el medio de una expedición cuando una de las ruedas de su carruaje se rompió y tuvo que pedir ayuda a los lugareños.

Mientras trataban de arreglarlo, el marqués probo una porción de la pastafrolla. Tanto le gustó que decidió llevar a la persona que lo había hecho hasta el reino para que replicase este delicioso postre.

La reina María Teresa de Austria era conocida como la que nunca sonreía hasta que le dieron de probar este pastel. Desde ese momento la pastiera gano muchísima popularidad.

Si quieres saber cómo prepararla, te dejamos la receta original.

Cómo hacer una pastiera en pocos pasos

Tips: si quieres obtener una masa lisa tritura los granos de trigo luego de cocerlos. La receta original tiene es rústica. Si consigues grano de trigo pre-cocido déjalo en remojo unas 24 horas. 😉

Que vas a necesitar para la masa

  • 250 gr. harina de trigo de fuerza común 000
  • 125 gr. manteca o mantequilla pomada
  • 110 gr. azúcar común
  • 2 huevos
  • Ralladura de 1/2 naranja o limón
  • 1 vaina de vainilla o esencia de vainilla
  • Azúcar glas o impalpable para espolvorear encima 

Que vas a necesitar para relleno

  • 250 gr. de bulgur (grano de trigo cocido)
  • 300 ml.  de leche fría
  • 40 g. manteca o mantequilla pomada
  • 250 gr. ricota escurrida
  • 225 gr. azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla o esencia de vainilla
  • Ralladura de 1/2 naranja o limón
  • Una cdita. de agua de azahar
  • 100 gr. piel de naranja escarchada o confitada

Cómo preparar una deliciosa pastiera

  1. Antes de comenzar con la pastiera vamos a preparar una parte del relleno. Para ello coloca en una cacerola los granos de trigo, la leche y la manteca.
  2. Cocina a fuego lento y revuelve constantemente para que no se pegue ni se queme. Debes hacerlo hasta que la mayor parte del líquido se evapore y tengas una mezcla espesa. Deja que se enfríe.
  3. Ahora sí vamos a preparar la masa. Forma una corona con la harina en una mesa de trabajo.
  4. Coloca el resto de ingredientes húmedos y el azúcar en el centro.
  5. Abre la vaina de vainilla y extrae la pulpa del centro con ayuda de un cuchillo.
  6. Desmenuza la manteca con ayuda de tus dedos y comienza a incorporar todo hasta obtener una masa lisa. Procura no amasar demasiado.
  7. Envuelve la masa con papel film y déjala reposar una o dos horas en la heladera.
  8. Para el relleno, coloca en un recipiente el queso de ricota, el azúcar. Mezcla bien hasta que quede una pasta cremosa y uniforme.
  9. Incorpora la preparación del trigo de arroz que hicimos inicialmente.  Añade los aromatizantes y el agua de azahar.
  10. Seguidamente, incorpora las yemas de huevo sin dejar de batir y, por último, agrega las cáscaras de naranja confitada. Reserva en la heladera.
  11. Vamos a proceder con el armado. Precalienta el horno hasta que llegue a los 180º centígrados (horno medio).
  12.  Separa un tercio de masa para la cubierta y estira el resto hasta que tenga 0.5 cm de espesor.
  13. Coloca la masa en un molde de 18 cm de diámetro y luego vuelca encima el relleno.
  14. Estira el resto de masa hasta que tengan 0.5 cm. de espesor. Corta tiras largas de 2 cm y ponlas encima de la tarta formando un enrejado.
  15. Lleva la preparación al horno para que se cocine por 45 minutos. Deja que se enfríe antes de desmoldar. Finaliza espolvoreándola con azúcar glas.

Según la gastronomía y origen genovés

La masa brisa o quebrada ya era muy popular en Venecia mucho antes del año mil y que la misma se empleaba en recetas dulces y saladas, pues existen registros del siglo IV.

Los pasteleros genoveses adoptaron esta receta haciéndola propia y solo la utilizaban en recetas dulces agregándole caña de azúcar procedente de Siria y Egipto desde el siglo X.

En su preparación, rellenaban este postre con frutas frescas, crema pastelera o ricota y la finalizaban con el enrejado típico de la pastaflora.

Ellos la llamaban crostata y a continuación, dejamos la receta para que puedas prepararla fácilmente.

Cómo preparar Crostata

Tips:

No debes integrar la masa con las manos, utiliza un cornete o espátula para que quede una pasta quebrada.

Con respecto al relleno puedes utilizar lo que prefieras, ya sea ricota, frutas frescas, crema pastelera o una combinación de ellos. 😉

Que vas a necesitar

  • 4000 gr. de harina de trigo común refinada (0000)
  • 200 gr. de azúcar
  • 100 gr. de manteca o mantequilla fría
  • 2 huevos
  • 1 cdita. de polvo para horno o levadura para postre
  • Ralladura de limón o esencia de vainilla
  • 300 gr. de relleno a elección
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas o impalpable para decorar

Como prepararlo

  1. Tamiza la harina e incorpora el polvo para horno.
  2. Haz una corona sobre la mesa con la harina y el polvo para horno.
  3. Coloca en el centro el resto de ingredientes menos el relleno y el azúcar glas.
  4. Incorpora todo con ayuda de un cornete o espátula hasta que quede una masa lisa. Debes hacerlo rápido para que la manteca no gane temperatura.
  5. Envuelve la masa con papel film y llévalo hasta la heladera por una hora para que repose.
  6. Enciende el horno para precalentarlo hasta 180º (horno medio).
  7. Retira la masa de la heladera y guarda un tercio para la cobertura.
  8. Estira la masa sobre una mesada limpia hasta que quede de 0.5 cm aproximadamente. Evita colocar demasiada harina para estirarla.
  9. Coloca la masa en un molde de 24 cm de diámetro.
  10. Ahora debes colocar el relleno que hayas elegido para tu postre.
  11. Toma el resto de masa que habíamos reservado al principio y estírala hasta los 0.5 cm.
  12. Corta en tiras largas de 1 cm. y colócalas encima de la tarta formando un enrejado.
  13. Lleva al horno a la preparación durante 35 minutos para que se cocine.
  14. Retira y deja enfriar antes de desmoldar. Finaliza decorando con el azúcar glas. 

Crostata con relleno de ricota fácil y rápido

Si quieres hacer una crostata con ricota, antes de incorporarla como relleno debes prepárala. Ahora veremos cómo hacerlo.

Tip:

Para escurrir la ricota te recomendamos que la coloques en un paño de algodón limpio, y la presiones fuertemente con tus manos hasta retirar todo el exceso de líquido. 😉

 Qué necesito

  • 860 gr. de ricota fresca y escurrida
  • 100 gr. de azúcar glas o impalpable
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • 1 pizca de canela en polvo
  • Ralladura de 1/2 naranja o limón.

Cómo preparar el relleno de ricota

  1. Coloca en un recipiente la ricota con el azúcar impalpable y mezcla hasta que quede una pasta homogénea.
  2. Incorpora los aromatizantes para que queden bien distribuidos y ya tendrás un relleno listo para utilizar en tus recetas.

Crostata con crema pastelera

Tips:

Mezcla bien todos los ingredientes antes de cocinarlos.

Si quieres que tenga un poco más de consistencia y quede más firme puedes mezclar 20 gr. de harina común 0000 con 20 gr. de almidón de maíz. 😉

Qué necesito

  • 6 yemas de huevo
  • ½ litro de leche fría
  • 140 azúcar común
  • 40 almidón de maíz
  • Esencia de vainilla

Cómo prepararlo

  1. Diluye el almidón de maíz con un poco de leche fría.
  2. Coloca en un recipiente las yemas con el azúcar y la leche. Bate fuertemente para incorporarlos bien.
  3. Agrega la preparación de leche con el almidón de maíz y la esencia de vainilla. Sigue mezclando
  4. Para que no te queden grumos puedes pasar la mezcla por un colador antes de cocinar (recomendado)
  5. Coloca la preparación en una cacerola y llévalo a fuego mínimo para cocinarlo.
  6. Revuelve constantemente hasta que la mezcla comience a espesarse. Es importante que no dejes de revolver para evitar que se pegue en el fondo y se queme.
  7. Cuando rompa el hervor sigue cocinando durante un minuto más y luego retíralo para que se enfríe.
  8. Coloca papel film o folex (separador plástico) encima para que no se forme una capa dura y termine estropeando la crema pastelera.

Cuando esté fría ya está lista para utilizar. 

Gastronomía y origen austríaco

Desde la ciudad de Linz, Austria fue creada esta receta y la llamaron Linzertorte o tarta Linzer. Fue creada sobre la base de una antigua receta de Vienna Stadt- und Landesbibliothek.

Sin embargo, hay registros aún más antiguos que nos remontan al año 1653 sobre un manuscrito con recetas en el códex 35/31 de la abadía de Admont.

La misma se prepara con una masa madre sablé al que se le agregan frutos secos, canela y ralladura de limón. Luego es rellenada con mermelada de frutas, generalmente frambuesa y se finaliza con un enrejado de masa.

A continuación, te dejamos la receta para que puedas prepararla y sorprender a tus invitados.

Cómo preparar una Tarta Linzer paso a paso

Tip­:

No debes mezclar con tus manos la masa y ni derritas la manteca para incorporarla, si lo haces la masa quedara demasiado elástica y no es lo que estamos buscando. Utiliza un cornete. 😉

Qué vas a necesitar

  • 300 gr de harina común de trigo refinada 0000
  • 250 gr de manteca o mantequilla pomada (a temperatura ambiente)
  • ½ cdita. de clavos en polvo
  • 2 cdita. de canela en polvo
  • 100 gr. de frutas secas molidas y tostadas (avellanas, almendras, etc.)
  • 75 gr. de azúcar glas o impalpable
  • 300 gr. de mermelada de frambuesa para rellenar.

Cómo preparar una tarta Linzer

  1. Coloca en un recipiente la manteca con el azúcar y mezcla hasta que quede una pasta homogénea.
  2. Añade los frutos secos e intégralos bien.
  3. Incorpora las especias y sigue mezclando.
  4. Tamiza la harina y espolvorea la mitad sobre la pasa.
  5. Luego de mezclar bien, coloca la segunda mitad de a poco para que se vaya integrando.
  6. Debes conseguir que la masa se despegue del recipiente.
  7. Si no puedes manipularla con el cornete puedes agregarle un chorrito de leche o agua, pero sin pasarte.
  8. Deja reposar la masa en la heladera durante al menos dos horas para que la manteca vuelva a enfriarse.
  9.  Antes de retirar la masa de la heladera enciende el horno para precalentarlo a 180º centígrados (horno medio).
  10. Corta un tercio de la masa y resérvala para la cobertura en la heladera.
  11. Toma el resto de la masa y extiéndela con un rodillo hasta que quede de 1 cm aproximadamente.
  12. Coloca la masa estirada sobre un molde de 24 cm de diámetro y encima la mermelada de frambuesa para rellenarla.
  13. Toma la masa restante, estírala y corta tiras largas de 1 cm. de ancho.
  14. Agarra cada tira y colócalas sobre la tarta formando un enrejado.
  15. Lleva la preparación al horno y déjala cocinarse por 35 minutos. Luego retira y deja enfriar para desmoldar con facilidad.

Gastronomía y origen argentino, paraguayo y uruguayo

Como sabes, la mayor parte de Sudamérica es el resultado de la combinación del choque de culturas entre los pueblos originarios y los europeos que llegaron con la colonización y posteriormente migraron por la Primera y Segunda Guerra Mundial.

La pastaflora que se realiza en Paraguay, Uruguay y Argentina es el resultado de una adaptación criolla de la receta italiana.

Aquí la misma se prepara con una masa brisa condimentada generalmente con algún aromatizante como canela, esencia de vainilla o ralladura de limón.

Se rellena con dulce de membrillo, batata o guayaba. En Argentina también se suele rellenar con dulce de leche y es realmente una delicia.

Si quieres preparar una pasta frola criolla, te dejaremos la receta a continuación. Es súper fácil por lo que no tendrás excusas para no hacerla. Es ideal para acompañar una merienda o unos ricos mates.

Cómo hacer una pasta frola criolla riquísima 

Tip:

En el caso de que no consigas harina leudante, puedes utilizar haría común de fuerza 0000 y mezclarla con una cucharadita de polvo para horno o bicarbonato de sodio. 😉

Qué necesitas

  • 400 gr. de harina leudante
  • 200 de. de azúcar
  • 200 gr. de manteca o mantequilla pomada
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón o naranja
  • 2 huevos
  • 1 yema de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 400 gr. de dulce para el relleno
  • Almíbar para decorar

Cómo prepararlo

  1. En un recipiente coloca la manteca y el azúcar. Con ayuda de una batidora, mezcla hasta que quede una pasta uniforme.
  2. Sin dejar de batir incorpora la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Luego, la yema y uno de los huevos.
  3. Por último incorpora la sal y la haría previamente tamizada. Con ayuda de un cornete o espátula une la masa hasta que quede lista. No debes amasarla.
  4. Envuelve la masa con papel film y lleva a la heladera para que descanse por lo menos dos horas.
  5. Si quieres hacerlo con dulce de membrillo, batata o guayaba te recomendamos que lo calientes a fuego lento previamente para que se derrita y sea más fácil repartirlo de manera uniforme
  6. Precalienta el horno a 180º centígrados (horno medio).
  7. Retira la masa del refrigerador y guarda un tercio para la cobertura. Estira la masa hasta que quede de 1 cm de espesor.  
  8. Coloca la masa en un molde de 24 cm. de diámetro y pon encima el relleno de dulce.
  9. Estira el resto de masa hasta que queden de 0.5 cm y córtalas en tiras largas de 1 cm. utilízalas para armar el enrejado.
  10. Lleva al horno la preparación por 30 minutos aproximadamente. Pinta con almíbar antes de que se enfríe. Luego espera para desmoldar y servir.

Esperamos que estas recetas te hayan gustado y te animes a probarlas. Son realmente deliciosas y lo mejor de todo es que puedes prepararlas como más te gusten. Te invitamos a que nos cuentes que te parecieron, como te han resultado y cuál es tu favorita.